SEXUALIDAD EN TIEMPOS DE INCERTIDUMBRE

SEXUALIDAD EN TIEMPOS DE INCERTIDUMBRE

En estos tiempos de excepción, el quedarse en casa, representa una gran oportunidad para conocernos y reconectarnos con nosotras mismas. Un aspecto personal del que poco hablamos es la sexualidad, entendiéndola en su real dimensión; sin acotarla solo a la genitalidad.

Somos seres sexuales. Pero … ¿qué es la sexualidad?... la sexualidad es una forma de conectarnos con el otro y con nosotras mismas. Implica intimidad, placer y tiene un poder creativo muy grande.

Las relaciones sexuales promueven la producción de endorfinas, compuestos químicos naturales que reducen el dolor, las preocupaciones, ayudan a tener un buen descanso nocturno y generan una sensación de plenitud.

Cuando hablamos de sexualidad, tendemos a asociarla al coito. Sin embargo, esa es una visión muy limitada. Cuando miramos a nuestra pareja, y le damos un masaje, le abrazamos largamente, le acariciamos haciendo uso de todos nuestros sentidos, estamos generando intimidad y placer, aunque no lleguemos a la penetración.

Siempre hablamos de la previa, y eso ha hecho subestimar toda práctica sexual que no sea coital, percibiendo al coito y al orgasmo como el objetivo de la relación sexual.

La sexualidad va mucho más allá de lo genital… la ternura y el cariño son aspectos fundamentales que nos ayudan a sentirnos amadas.

Y volviendo al tema de esta columna… ¿cómo podemos vivir nuestra sexualidad en tiempos de incertidumbre?... Si bien, por un lado, el estrés y la ansiedad son unos de los peores enemigos de una sexualidad placentera, este encierro obligado es una tremenda oportunidad para aumentar el contacto físico con la pareja. Es más, estudios afirman que quienes se besan, abrazan y tratan de tener algún tipo de contacto físico diario con su pareja, generan menos hormonas de estrés en sus cuerpos. El sentarse frente a frente, mirarse, tomarse las manos, siendo conscientes del contacto iniciado, disfrutando de esa experiencia, transmitiendo la emoción que me genera estar con el otro, es una experiencia sensual, sin expectativas, ni objetivos, que, sin embargo, puede desencadenar en un encuentro sexual memorable.

En síntesis, no descuides tu vida íntima en tiempos de crisis. Al contrario, fortalece los vínculos afectivos con tu pareja. ¿Y si no tienes pareja?... La receta es la misma, conéctate contigo misma, toma consciencia de tu cuerpo y tus emociones, conócete, regalonéate. Sé la primera en disfrutar de ti misma 💜

Adriana Kunstmann V.

Psicóloga

Diplomada en Gestión de Capital Humano UAI

Certificación Internacional en ROI (Return on Investment)

Diplomada en Sexualidad Humana y Terapia de Pareja